Migración de sistemas IT: antes de migrar, optimizar

Antes de realizar una migración de sistemas IT es importante comprender que el proceso no es simplemente un copia-pega de datos y aplicaciones. En el proceso es clave optimizar el software y requiere de una planificación y preparación minuciosas.

Compartir esta entrada:

Optimizar el software antes de migrar

La migración de sistemas IT es un proceso crucial en la evolución tecnológica de cualquier organización. Puede abarcar la transición de software y aplicaciones heredadas (legacy) a nuevas plataformas, hasta la adopción de infraestructura en la nube o la actualización de sistemas obsoletos.

Pero, independientemente de la naturaleza de la migración, es fundamental comprender que, antes de llevarla a cabo, la optimización de software es esencial, al igual que antes de realizar una mudanza es conveniente hacer limpieza.

La optimización de software previa a la migración de sistemas garantizará un proceso fluido, minimizará interrupciones en las operaciones de negocio y asegurará la calidad del servicio el día posterior a la migración (D+1)

¿Por qué es importante optimizar el software antes de una migración de sistemas IT?

Antes de comenzar la migración de un sistema, es importante comprender que el proceso no es simplemente un copia-pega de datos y aplicaciones. El proceso requiere de una planificación y preparación minuciosas.

Dentro de esta planificación, optimizar el software antes de migrar sistemas es fundamental porque:

  • identifica problemas ocultos
  • reduce tiempos y costes
  • mejora el rendimiento y
  • Identifica problemas ocultos

Al realizar una evaluación exhaustiva y un análisis profundo del sistema existente, es más probable detectar problemas ocultos; como redundancia de datos, ineficiencias en la estructura de la base de datos o código obsoleto.

Asimismo, la optimización del software permitirá aumentar y mejorar el rendimiento del sistema actual, incluso antes de realizar la migración, experimentando una mejora en los tiempos de respuesta y en la eficiencia en las operaciones

Durante el proceso de migración de sistemas, es imperativo asegurar que no se produzca una disminución en la calidad del servicio, tanto en la entrega de datos (SLA-Batch), como en los tiempos de respuesta aplicativos (la experiencia del usuario). En nuestra experiencia hemos observado degradaciones del 20% que se pueden evitar o mejorar mediante un proceso de optimización adecuado previo.

Abordar estos problemas antes de la migración no solo previene complicaciones posteriores, sino que también permite reducir costes y minimizar los tiempos de inactividad, al eliminar procesos innecesarios o ineficientes. Esto, en última instancia, brinda una garantía de continuidad del negocio evitando interrupciones prolongadas en el servicio, ya que una migración problemática o fallida puede tener consecuencias graves para el negocio.

En Orizon, nos dedicamos a realizar las optimizaciones de software necesarias para que la migración se realice de la manera más eficiente posible, asesorando tanto en el mundo de Mainframe zOS como en Sistemas Medios. Con más de 15 años de experiencia en el mercado, hemos identificado una serie de pasos fundamentales para llevar a cabo una preparación previa efectiva antes de la migración.

Pasos para realizar una buena optimización previa a una migración exitosa

Una vez que la nueva infraestructura está definida, y el plan de migración se ha establecido, es crucial llevar a cabo una optimización previa para garantizar la calidad del servicio.

Seguir estos pasos garantizará que la migración se realice de manera efectiva y que se mantenga la calidad del servicio en la nueva infraestructura:

1. Auditoria/Assessment de la migración

  • Evaluar la calidad del servicio actual.
  • Identificar procesos obsoletos y reducir componentes innecesarios.
  • Comparar la monitorización actual vs. monitorización en destino, para asegurar que no se pierda visibilidad y que la misma información esté disponible.
  • Considerar la complejidad de la monitorización en los sistemas destino. Siempre resulta más compleja, ya que, normalmente, ente se migra a sistemas más heterogéneos, donde tener visibilidad es consecuencia inevitable de una planificación y adición con criterio de diversas fuentes de información. Además, no existe una única herramienta que cubra las necesidades de negocio en cuanto a costes y calidad de servicio.

2. Realizar prueba piloto

  • Ejecutar una prueba piloto para comprender el impacto de la migración en los tiempos de ejecución (por ejemplo, el 20% o 10% …).
  • En caso de que una prueba piloto no sea factible en etapas tempranas del proceso de migración, llevar a cabo una simulación basada en hipótesis realistas.

3. Optimización previa a la migración

  • Establecer planes de acción concretos para la optimización y para prevenir el incumplimiento de los acuerdos de nivel de servicio (SLA-Batch), o la degradación del tiempo de repuesta. El objetivo es asegurar que se mantiene el nivel de servicio deseado.
  • Realizar una limpieza de código obsoleto para evitar la migración de componentes innecesarios, lo que podría agregar costes adicionales a la migración.

4. Evaluación del sistema D+1

  • Evaluar el sistema el día después de la migración, ya que es muy probable que no se haya podido reproducir al 100% todas las casuísticas posibles. Es probable que salgan a la luz ineficiencias, pero, si se ha optimizado previamente, normalmente se podrán solventar y no impedirán el éxito del proyecto. A menos que se cuente con un entorno previo del sistema de destino idéntico para pruebas de producción, esto es esencial.

Para llevar a cabo todo esto, en Orizon ofrecemos un servicio guiado por na metodología única, DevPerOps, junto con nuestra propia herramienta BOA, que permite un control proactivo y una optimización del rendimiento en todos los entornos de TI, mediante la identificación y correlación de ineficiencias, su priorización y triaje, y hasta la resolución y medición de impacto.

Nuestro servicio de optimización analiza el 100% de los elementos técnicos, con independencia del tipo de infraestructuras, actuando sobre aquellos que ofrezcan el mayor retorno de inversión, reduciendo costes y/o mejorando el servicio.

Optimizar los sistemas, no solo antes de una migración, sino en todo momento, permite tener el control y garantizar un funcionamiento eficiente de la organización mediante una observabilidad centralizada y trazabilidad end-to-end.

En resumen, la optimización del software previa a la migración es un paso crucial en cualquier proyecto de migración de sistemas. Permite a las organizaciones abordar problemas existentes, reducir costes y minimizar riesgos. Además, mejora el rendimiento y la eficiencia del sistema antes de la migración, lo que se traduce en una experiencia más fluida para los usuarios finales.

Sin lugar a duda, optimizar antes de migrar hacia una nueva infraestructura tecnológica puede resultar obvio, pero es clave para el éxito del proyecto y sólo Orizon consigue ratios de mejora en los puntos críticos de más del 50%, marcando la diferencia.

¿Estás preparado para migrar tus sistemas? En Orizon sabemos cómo ayudarte.

¡Hablemos!

Expertise relacionados

  • Tiempos de respuesta del software: la inmediatez como requisito

    Tiempos de respuesta del software: la inmediatez como requisito

    La eficiencia de las TI ante las demandas de los usuarios es vital para la experiencia del cliente. En picos…

  • Cumplimiento SLA ¿están tus procesos batch optimizados?

    Cumplimiento SLA ¿están tus procesos batch optimizados?

    Todas las empresas se enfrentan a desafíos relacionados con el cumplimiento SLA o de acuerdos de nivel de servicio, tanto…

  • Ineficiencias en el software: abórdalas para mejorar tu ROI empresarial

    Ineficiencias en el software: abórdalas para mejorar tu ROI empresarial

    El crecimiento de las infraestructuras tecnológicas multiplica las ineficiencias del software, causando caídas en el servicio y tiempos de reparación…

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas nada