Ineficiencias del software ¿cómo encontrar la “aguja en el pajar”?

A la hora de mejorar las ineficiencias del software, cabe destacar que el 0.6% de los componentes de software aglutinan el 40% del consumo de aplicaciones. La clave radica en identificar estos componentes clave para lograr mejoras sustanciales y ahorros de costes.

Compartir esta entrada:

Como responsable de tecnología, te enfrentas cada día al desafío de mejorar la eficiencia de tus sistemas y aplicaciones para aportar mayor valor al negocio. Todo ello en un mundo de datos en constante crecimiento, con volúmenes de información ingentes y desordenados, lo que a menudo se traduce en la creencia de que se necesitan grandes modificaciones para lograr mejoras sustanciales.

Sin embargo, la experiencia nos ha demostrado que la realidad puede ser sorprendentemente diferente. Nuestra experiencia nos muestra que un pequeño porcentaje de componentes de software, aproximadamente el 0,6 %, aglutina el 40% del consumo de las aplicaciones de la organización. Esta situación plantea una interesante paradoja y una oportunidad significativa: si se enfocan en la optimización de esos componentes clave de ineficiencias del software, las organizaciones pueden lograr ahorros de costes asombrosos y mejoras notables en el rendimiento de IT.

Saber dónde buscar ineficiencias del software: el dilema de los componentes clave

A menudo, los CIOs y los responsables de tecnología se sienten abrumados por la complejidad de los sistemas que deben gestionar y por la cantidad de componentes de software que los conforman. En esa búsqueda de mejoras en el rendimiento, pueden considerar que es necesario revisar y modificar una gran parte de esos componentes para dar con los que más impactan en sus sistemas y en su negocio, es casi como buscar una “aguja en un pajar”.

Sin embargo, no todos los componentes son iguales en términos de impacto en el rendimiento IT. De hecho, en la mayoría de los casos, solo una pequeña fracción de ellos es responsable de una parte grande de la carga de trabajo y consumo de recursos. Y la clave estará en ser capaz de encontrar qué componentes son los causantes de un problema.

Identificando los componentes clave: encontrando la Aguja en el Pajar

La clave para abordar esta cuestión radica en encontrar esa “aguja en el pajar” de componentes software clave. Esto requiere una evaluación exhaustiva del entorno de TI, atendiendo al comportamiento dinámico del software, es decir, mientras se ejecuta, para conocer cuál es el crecimiento del uso de las aplicaciones y cuál es el impacto que esto está teniendo en la infraestructura.

Al igual que un buscador de agujas utilizaría una lupa o un imán para detectar ese pequeño objeto esencial, los responsables de TI necesitan contar con herramientas de detección de causas raíz, análisis y con el expertise necesario para poder identificar qué componentes son realmente críticos para el rendimiento y actuar sobre ellos.

Nuestra herramienta BOA es capaz de vigilar de forma constante y diariamente y de analizar al detalle la infraestructura, permitiendo encontrar esos componentes clave que generan ineficiencias de disponibilidad, tiempos de respuesta, consumo de infraestructura o cumplimientos de ANS, identificando las causas raíz y proponer -entre múltiples alternativas posibles – las acciones óptimas de mejora y resolución. Y siempre actuando sobre aquellos componentes asociados a KPIs de negocio que realmente impactan sobre los objetivos de nuestros clientes.

Optimización y ahorro de costes

La optimización de estos componentes clave puede producir resultados sorprendentes. Al llevar a cabo modificaciones específicas para mejorar su rendimiento, podrás obtener importantes beneficios:

1. Mejora continua del rendimiento IT: al abordar proactivamente las ineficiencias y errores identificados, se mejora el rendimiento general de los sistemas de TI, lo que lleva a una experiencia de usuario más fluida y eficiente.

2. Ahorro de recursos y mejora del servicio: al reducir la carga de trabajo en estos componentes, se puede liberar capacidad de procesamiento y recursos que antes estaban siendo malgastados.

3. Ahorro de costes: la reducción de necesidad de recursos de hardware puede traducirse en ahorros de costes significativos.

4. Mayor durabilidad de los sistemas: la optimización prolonga la vida útil de los sistemas existentes, lo que implica también que las inversiones en hardware y software pueden mantenerse durante más tiempo.

En lugar de embarcarse en complejas y costosas actualizaciones de TI, las organizaciones pueden beneficiarse enormemente al identificar y optimizar esos pocos componentes clave que realmente importan, encontrando la “aguja en el pajar”. El dato del 0,6 % de los componentes software que aglutinan el 40 % del consumo de las aplicaciones puede parecer sorprendente, pero es una realidad que no debe pasarse por alto.

Al centrarse en la eficiencia y la optimización de estos componentes, las empresas pueden mejorar su rendimiento, ahorrar costes y mantenerse competitivas en un mundo digital cada vez más complejo. En última instancia, la lección aquí es clara: a veces, pocas modificaciones pueden llevar a grandes ahorros y mejoras en las TI.

¿Quieres saber cómo encontrar la “aguja en el pajar” de las ineficiencias en tu software?

Expertise relacionados

  • Tiempos de respuesta del software: la inmediatez como requisito

    Tiempos de respuesta del software: la inmediatez como requisito

    La eficiencia de las TI ante las demandas de los usuarios es vital para la experiencia del cliente. En picos…

  • Cumplimiento SLA ¿están tus procesos batch optimizados?

    Cumplimiento SLA ¿están tus procesos batch optimizados?

    Todas las empresas se enfrentan a desafíos relacionados con el cumplimiento SLA o de acuerdos de nivel de servicio, tanto…

  • Ineficiencias en el software: abórdalas para mejorar tu ROI empresarial

    Ineficiencias en el software: abórdalas para mejorar tu ROI empresarial

    El crecimiento de las infraestructuras tecnológicas multiplica las ineficiencias del software, causando caídas en el servicio y tiempos de reparación…

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas nada